Ánade real



Nombre asturianu: Azulón y Coríu real, en general; Curro, Currio, en Llanes, Gijón y en el Occidente; Coríu, en Xixón; Curíu, en Ayer, Gozón, Cabranes y L.lena; y Parro, en Onís.

  • TAXONOMÍA:
    • Reino: Animal
    • Filum: Cordados
    • Clase: Aves
    • Orden: Anseriformes
    • Familia: Anátidas
    • Género: Anas
    • Especie: Anas platyrhinchos
DESCRIPCIÓN:
El macho tiene la cabeza verde azulada, pico amarillo, pecho pardo o castaño, collar blanco, cuerpo gris y popa negra. La hembra de colores más apagados en pardo oscuro, se parece a otros patos (sobre todo al ánade friso), pero su mayor tamaño, el color anaranjado y oscuro en el pico y el espejuelo azul y blanco son característicos. Ambos sexos tienen espejuelos azul-morado.
anadereal.jpeg
CICLO VITAL:
En la época de cría la hembra pone de 3-12 huevos que eclosionarán al cabo de 15-27 días, la hembra cuida a sus crías en solitario.
HÁBITAT:
Habita todo tipo de humedales (naturales o artificiales) independientemente de su extensión, profundidad y grado de humanización. Nidifica alejado de las zonas húmedas, en cultivos o baldíos. También puede criar en árboles. Ocupa perfectamente cauces fluviales.

COSTUMBRES:
Es un ave muy gregaria, bastante arisca y desconfiada, que raramente permite el acercamiento a corta distancia, siendo normalmente el primer pato que huye ante la presencia humana. Se agrupa para sestear durante el día y por la noche se desplaza a los comederos. Su gran capacidad de adaptación y aprovechamiento de distintas fuentes de alimentos son las razones de su numerosa población, que crece cada año. Se ha observado una conducta necrofílica homosexual en su actividad sexual.

SU LLAMADA:
Llamada 1 - Llamada 2 - Llamada 3 - Llamada 4
LOCALIZACIÓN (En Asturias):
Las poblaciones sedentarias de ánade real en Asturias parecen tener pocos ejemplares. Sí son de notar los invernantes, que pueden venir, generalmente del norte de Europa, o de sitios tan insospechados como Doñana (1970). Permanecen en aguas cercanas a la costa a lo largo de todo el litoral.
Por Pablo García Veiga de 1ºC / 2010-11